Las palabras necesitan de un contexto histórico, político, social, cultural, económico y biográfico para significar. Exhorto a lxs lectorxs/militantes a realizar un viaje de conocimiento acerca de lugares, tiempos y autorxs para enriquecer la experiencia literaria que propongo en este espacio. Gracias.

viernes, 3 de diciembre de 2021

Aquí en el gran cementerio

Aquí en el gran cementerio ⃰

Aquí en el gran cementerio
detrás de la fortaleza de Barcelona,
he venido una vez más para contemplar
Las tumbas de mis caídos.
[…]
Entre el cementerio y
el cementerio protestante encontramos tres piedras
las tres en fila: Ferrer Guardia,
B. Durruti, F. Ascaso, los nombres
escritos con rotuladores
y con unas Áes circundadas y homenajes
a la FAI y a la CNT.
[…]
Para dos de ellos hay ofrendas
florales, pero Ascaso afronta
la eternidad con sólo una piedra.
Quizá es como debe ser. Él era
una piedra, una piedra y una espada,
la primera moliendo y afilando
a la otra.

⃰ Dedicado a Francisco Ascaso, líder anarcosindicalista español que murió en el asalto alcuartel de Atarazanas de Barcelona en julio de 1936, y titulado: “Francisco, I’ll bring you red carnations”

De Philip Levine,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.128, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2019.

jueves, 2 de diciembre de 2021

VIDA

VIDA

Dolor, miseria, agonía,
aquí, allá, arriba, abajo. . .
Por hoy se acabó el trabajo.
Mas también se acabó el día.

de Baldomero Fernández Moreno,
en Mil novecientos veintidós, Editorial Tor, 1922.

miércoles, 1 de diciembre de 2021

Un mar de nubes dentro del cielo...

Qué distinto el otoño
para mí que voy
para ti que te quedas.
MASAOKA SHIKI
------------------------

Un mar de nubes dentro del cielo
un signo dorado sobre un fondo rojo
un pájaro de metal y fuego
que cimbra y tiembla en la turbulencia
el sueño
de encontrar un paraíso cálido
o una cita a ciegas con la muerte.

Caracas, 04 de diciembre de 2015

de Germán Mastellone,
en Trepanaciones y otros laberintos terrestres - Un teorema incompleto de la memoria y el olvido, Edición de autor, S/F. 

martes, 30 de noviembre de 2021

DOS RELIGIONES

DOS RELIGIONES

Cuando en el horizonte se perfila la revolución
se alborota el viejo caldero de las religiones

En épocas normales
la religión era ir a misa,
pagar diezmos a la casa de Dios,
bautizar a los hijos
y confesar los pecados para arreglar cuentas
[con uno mismo.

Cuando en el horizonte se perfila la revolución
las iglesias recuerdan a las masas,
bajan a ellas desde las nubes y los misterios
y desde la tranquilidad dominical.

Los pastores cachetones hablan del fin del mundo
cuando lo que se acerca es el fin de la explotación;
los profetas histéricos hablan de definirse
[entre el Bien y el Mal
cuando el pueblo necesita definirse
contra la opresión y el hambre.

Cuando la revolución social comienza a desplegar
[sus banderas
los herederos de quienes crucificaron a Cristo
nos dicen que Cristo es la única esperanza
y precisamente porque nos espera
allá en su reino, que no es de este mundo.

Esta es la religión que fue señalada por Marx
como "opio de los pueblos"
ya que en esa forma es una droga más para tupir
[la cabeza de los hombres
e impedirles encontrar su camino en la lucha social.

de Roque Dalton,
en A la revolución por la poesía, Ediciones de la Esc. Preparatoria N°8, 1983.

lunes, 29 de noviembre de 2021

CUANDO SE OCULTA EL SOL...

CUANDO SE OCULTA EL SOL...

CREPÚSCULO... El paisaje tiene, por lo sereno,
algo de eternidad, tal como yo imagino
el alma de los árboles. Y un perfume de heno
me sale a recibir por el largo camino...

¡Qué bello es no pensar, cuando se piensa en todo...
ser así, una partícula del infinito... estar
un instante en la nube, otro instante en el lodo...
y no pensar... y no pensar... y no pensar!...

El campo se arrebuja (es una novia triste)...
en el amor romántico de la noche... me siento
tan insignificante como lo que no existe,
como un temor sin causa, como un presentimiento...

Brisa sutil, lo menos, porque no hace ruido. ..
hebra de luz, lo menos, porque no deja rastro...
¡ya me comprendes tú, pájaro de ese nido,
que te extasías en la contemplación de un astro...

Hay una mancha gris... Se divisa una choza
olvidada en la dulce tranquilidad del llano;
tienen dos infinitos los ojos de la moza,
cielo y tierra, que irradian como un sol de verano...

Por el sólo placer de ladrar viene el perro
molestando a la vaca lechera en el camino;
en el agua del pozo hay un balde de hierro
y en el agua del balde, un botellón de vino...

¡Oh, paz de la existencia de los campos!... Concibo
por qué el árbol está siempre meditativo...
por qué los potros corren y juegan como hermanos...
por qué son los corderos más divinos que humanos...

Y concibo también, en medio de esta calma,
bajo la inmensidad teñida de arrebol,
por qué misterio, puesta de rodillas el alma,
pensamos en la muerte cuando se oculta el sol...

de Federico Gutiérrez,
en Antología de la Primavera, Ediciones Selectas América, Año II, n°30,1920. 

domingo, 28 de noviembre de 2021

UNA FAMILIA DE INMIGRANTES POR LA AVENIDA DE MAYO

UNA FAMILIA DE INMIGRANTES POR LA AVENIDA DE MAYO

Rumbo al oeste va por la Avenida
Esta ruda familia de italianos.
A la cabeza el padre, un hombrachote
Que lleva un chiquitín entre los brazos,
Detrás de él dos muchachas, dos gringuitas
De trenzas rubias y de ojos garzos,
Detrás la madre cuyo vientre elévase
Con la promesa de algún nuevo vástago
Y aun detrás cansadamente, marchan
Dos chicuelos cogidos de la mano;
Y golpean los rudos zapatones
Y exhiben los vestidos aldeanos
Aquellos inmigrantes que contemplan
Todo con grandes ojos asombrados.
Y hay no se qué simpática energía
En esos rostros por el sol tostados,
En esos montañeses animosos
Que del norte de Italia se arrojaron;
Y se hunden ahora en Buenos Aires,
Rumbo al oeste, con tozudo paso,
Tal vez a dar con la fortuna, hallada
En lustros de dolores y trabajo,
O en lustro de trabajo y de dolores
Tan sólo a dar con la miseria acaso.

de Álvaro Yunque,
en Versos de la calle, Editorial Claridad, 1924.
http://www.alvaroyunque.com.ar/ (7/5/20).

sábado, 27 de noviembre de 2021

Tú que solo eres tú

Tú que solo eres tú

Mi vicio, mi locura, mi alegría,
¡todavía muchacha!
Mi nunca suficientemente amada,
cámbiame los ojos si así quieres,
pónmelos de ira.
Es lo mismo. Me das vida.

de Gabriel Celaya,
en http://amediavoz.com/celaya.htm#MUJER (12/9/20).

viernes, 26 de noviembre de 2021

Proverbios y cantares - XXXV

Proverbios y cantares - XXXV

Hay dos modos de conciencia:
una es luz, y otra paciencia.
Una estriba en alumbrar
un poquito el hondo mar;
otra, en hacer penitencia
con caña o red, y esperar
el pez, como pescador.
Dime tú: ¿Cuál es mejor?
¿Conciencia de visionario
que mira en el hondo acuario
peces vivos,
fugitivos,
que no se pueden pescar,
o esta maldita faena
de ir arrojando a la arena,
muertos, los peces del mar?

de Antonio Machado,
en Proverbios y cantares, Biblioteca Virtual Universal / Editorial del cardo, 2010.

miércoles, 24 de noviembre de 2021

martes, 23 de noviembre de 2021

¡AÑOS DE LOS CASTIGOS!

¡AÑOS DE LOS CASTIGOS!

¡AÑOS de los castigos!
¡Años de las prisiones!
¡Años que se comieron las arañas!
No tuve paz,
ni donde reclinar la cabeza.
Los trenes me llevaban,
entraban a las tumbas,
cruzaban los infiernos,
más mi corazón salía
de los hornos tiritando.

¡Años de los perseguidos!
¡Años de los flagelados!
¡Años como ratas echadas a morir!
Como piedra atravesé la vida,
las miserias, las prisiones,
anduve por los pueblos,
llegué a la comarca
donde el pan sólo se viste de fantasma.

Desde casas vacías,
desde catres solteros,
desde trajes gastados y pálidos deudores,
desde domingos sin nadie con quien pasear,
vengo diciendo que los hombres sufren,
las aguas sufren, las camas sufren.

A verme vienen quejándose las tardes,
las piedras quieren que cuente las pisadas,
el túnel tiene hinchado su único ojo,
toca el gallo su corneta lastimera.
¡Oscura es la vida,
la tierra sólo sirve para enterrarnos!

de Manuel Scorza,
en Las imprecaciones, Imprenta Juan Pablos, 1955.
Digitalizado por ínFimo.

lunes, 22 de noviembre de 2021

LLEGARÁ EL DÍA

LLEGARÁ EL DÍA

Llegará el día
en que la justicia saldrá a la calle
sin avergonzarse.
Ese día no habrá banqueros,
ni torturadores,
ni proxenetas,
y podremos amar al prójimo
como a nosotros mismos.
Pero con los culpables de hoy
habrá que hacer picadillo antes
de que se arrepientan.
Yo brindaré con vino fino,
regocijado,
por cada una de sus cabezas.

Abril 1994

de Manuel Pérez Martínez (Arenas),
en Libertad, no escribiré tu nombre en vano, Edición de autor, 2016.

domingo, 21 de noviembre de 2021

HABLA UN ATHREPSICO

HABLA UN ATHREPSICO

Con ayuda de hierros vine al mundo,
el pecho de mi madre era un pellejo,
viví entre moscas en un sitio inmundo.
Enflaquecido y meditabundo
a los tres meses me morí de viejo.

de Baldomero Fernández Moreno,
en Mil novecientos veintidós, Editorial Tor, 1922.

sábado, 20 de noviembre de 2021

PEQUEÑA OBERTURA PARA EL ORIFICIO DE ENTRADA Y SALIDA DE LA MEMORIA

PEQUEÑA OBERTURA PARA EL ORIFICIO DE ENTRADA Y SALIDA DE LA MEMORIA

Te vi juntar cadáveres en tu pasatiempo
escarbando las cortezas
para reconstruir la historia en la cuadrícula
que los quebrantahuesos urdieron
en la oscuridad de la medianoche
tejiendo su telaraña.
Rescatatumbas de la verdad amordazada.
Quitapesares de los que tratan
de mantener la esperanza que fue desvanecida.
Quitapenas que entre los rastrojos
tratas de encontrar el consuelo de lo obtuso
contragolpe al fin, para la incertidumbre lacerante
contragolpe sin fin, para calmar la agonía
de esas ruinas precarias asediadas por la desmemoria
tampoco nos devuelve los cuerpos a la vida
pero es necesaria la verdad
y no es tan poco.

de Germán Mastellone,
en Trepanaciones y otros laberintos terrestres - Un teorema incompleto de la memoria y el olvido, Edición de autor, S/F. 

viernes, 19 de noviembre de 2021

LA INQUIETUD

LA INQUIETUD

TODO nuestro dolor nace de la inquietud;
Es el mal incurable como es nuestra salud;
Fuente de todo vicio y de toda virtud.

Inquietud, oh, fatal dolor de toda hora
Para el hipersensuado espíritu que implora
La calma azul y rosa de la inefable aurora!

Inquietud, mal constante del último minuto,
Avisor ojo en vela, de donde nace el fruto
Único, y del que surge el ideal impoluto.

Inquietud: de tí viene el deseo que aterra
Las noches, en que braman alma y materia en guerra,
Y se alzan las rosas más rojas de la tierra.

Inquietud, blanco ídolo viviente a nuestra vera
A cuyo influjo ardiente el alma siempre espera
Y eternamente sueña despierta la Quimera.

Fuente de todo vicio y de toda virtud,
Mal incurable, bálsamo de inefable salud,
Eres la flor más pura de nuestra alma, Inquietud.

de Evar Méndez,
en Antología de la Primavera, Ediciones Selectas América, Año II, n°30,1920. 

Acerca de mí

Profesor y Licenciado en Comunicación Social. Escritor y músico aficionado. Educador popular.