Las palabras necesitan de un contexto histórico, político, social, cultural, económico y biográfico para significar. Exhorto a los lectores a realizar un viaje de conocimiento acerca de lugares, tiempos y autores para enriquecer la experiencia literaria que propongo en este espacio. Gracias.

martes, 24 de septiembre de 2013

Comandante Carlos Fonseca (canción)

Comandante Carlos Fonseca (canción)

Introducción - Habla Tomás Borge:
Cuando estábamos en la cárcel llegó un oficial de la Guardia Nacional lleno de alegría para decirnos que Carlos Fonseca había muerto. Nosotros le respondimos: ´Carlos Fonseca es de los muertos que nunca mueren´.

Poseídas por el dios de la furia
y el demonio de la ternura
salen de la cárcel mis palabras
hacia la lluvia.
Y sediento de luz te nombro hermano
en mis horas de aislamiento.
Vienes derribando los muros de la noche
nítido inmenso.

Estribillo:
 Comandante Carlos, Carlos Fonseca,
Tayacán, vencedor de la muerte,
novio de la patria rojo y negra,
Nicaragua entera te grita: ¡Presente!

Cuando apareciste llegaste a nosotros
con tus miopes ojos azules intensos,
fuiste entonces el hermano
terco indeclinable sempiterno.
Fuiste mecanógrafo, hormiga, martillo
y al día siguiente de nuestro encuentro
vimos tus letreros subversivos
en todos los muros de nuestro pueblo.

Una bala en la selva de Zinica
penetró en tu recio corazón de santo,
y estalló tu sangre en nuestras vidas
como una gigante bomba de contacto.
Desbordante de amor hacia los hombres,
trinitaria roja de tu pecho desnudo,
tus ojos azules generosos
apuntando firmes hacia el futuro.

Cuando los afiches del tirano
sean insepultas huellas de la escoria,
cuando los traidores y cobardes
sean referencias de una vieja historia,
las generaciones venideras
de la Nicaragua libre y luminosa
van a recordarte eternamente
con tu carabina disparando aurora.

De Tomás Borge Martínez
en Carlos, el Amanecer ya no es una Tentación, Katabasis, 1996.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario