Las palabras necesitan de un contexto histórico, político, social, cultural, económico y biográfico para significar. Exhorto a los lectores a realizar un viaje de conocimiento acerca de lugares, tiempos y autores para enriquecer la experiencia literaria que propongo en este espacio. Gracias.

martes, 21 de octubre de 2014

Ámame

Ámame

Ámame muy pestilente
Ámame por las mañanas
-Y por las noches ámame más-
Ámame sin cepillarme los dientes
Ámame desaliñado,
Despeinado, desobediente
Ámame si llego tarde
Y ámame más si llego puntualmente

Ámame perdido
Ámame sucio y desprolijo
Ámame cuando esté llorando
Ámame cuando sonrío
Ámame estando presente
Y ámame más cuando esté ausente
Pero por nada del mundo me ames
Si me ves vencido

Vencido seré un saco vacío
Un sueño que no ha sido
Vencido seré un cobarde amargado
Seré alguien que se ha rendido
Vencido seré todo lo que odio
Vencido seré otro, no yo mismo,
Vencido estaré si te olvido

Por Félix Sánchez Durán

No hay comentarios.:

Publicar un comentario