Las palabras necesitan de un contexto histórico, político, social, cultural, económico y biográfico para significar. Exhorto a los lectores a realizar un viaje de conocimiento acerca de lugares, tiempos y autores para enriquecer la experiencia literaria que propongo en este espacio. Gracias.

martes, 14 de abril de 2015

Hay algunas muertes viejas que matan todavía...

Pablo Germán Athanasiu Laschan - Eduardo Galeano / Abril 2015

Hay algunas muertes viejas que matan todavía. 
Guadañas oxidadas que salen de ronda 
tajeando los rincones de la frágil memoria. 
Hay fantasmas sanguinarios 
que se hacen carne por un momento 
en las manos de los renacidos,
los recuperados, los reaparecidos.
Hasta allí no llegan los abrazos 
ni todas las canciones 
ni las lágrimas lloradas 
sobre las sombras de otros días. 
Hay que saber que algo se pierde 
cuando se gana tanto, 
algo nos muerde desde el espanto, 
alguien puede caer desde lo alto 
donde el sol quema más que la furia 
y se traga las alas de un solo bocado. 
En estos días se nos rompe el cielo, 
se retuercen las horas, 
se nos pierde el tiempo, 
se nos ha ido Galeano 
y, de su mano, un Nieto.
tan querido y tan buscado, 
tan quieto. 
Inmóvil frente a la mentira, 
temblando frente a un espejo que nunca fue cierto.
La venas abiertas y el Nunca Más en un rezo, 
como una cuchilla que se esconde en el pecho, 
se han ido despacio Galeano y un Nieto, 
sin permiso de nadie, sin perdones ni peros, 
y sin más equipaje que el que cargan los huesos.

de Alejandro Ippolito,
en La Trinchera Nacional y Popular (https://www.facebook.com/groups/1508465146084650/?hc_location=ufi), 13/4/2015.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario