Las palabras necesitan de un contexto histórico, político, social, cultural, económico y biográfico para significar. Exhorto a los lectores a realizar un viaje de conocimiento acerca de lugares, tiempos y autores para enriquecer la experiencia literaria que propongo en este espacio. Gracias.

viernes, 13 de junio de 2014

El lobo y el cordero

El lobo y el cordero

El lobo y el cordero llegaron a un arroyo,
el lobo atormentado más de hambre que de sed,
y entre lobo y cordero sobrevino este diálogo,
que a mí me suena como sobrevenido ayer:
-Súbdito miserable, morirás, pues el agua
que yo, tu rey, bebía, te atreviste a enturbiar,
-¿Cómo, señor, haceros tal injuria he podido
estando más abajo que vuestra majestad?
-Si no lo has hecho ahora, lo hiciste hace seis meses.
-Señor, si todavía de edad no tengo dos
-Pues si tú no lo has hecho, tu padre es quien lo haría,
y es justo que ahora mismo sufras la expiación.
Así diciendo, el lobo, sin conciencia ni entrañas,
hizo al cordero víctima de su voracidad;
que siempre los tiranos, a falta de razones
para oprimir al justo, razones falsas dan.

De Antonio de Trueba,
en Luisa H. Martínez, Lenguaje y Literatura, Editorial Tor, 1940.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario